Coaching Virtual

Un blog sobre Buscar trabajo (para Dummies) y Coaching

¿Qué es la generosidad?


Hoy he pensado que sería bueno hablar de una de las “distinciones” que han sido más poderosas para mí, en términos de coaching. Sobre todo porque, después de tantos años oyendo una palabra como la generosidad, y pensando que entendía todo el significado de la misma, me doy cuenta que sólo conocía UNA parte de su significado.

Me explico.

La generosidad, por supuesto, es dar. Dar de ti, dar de lo que sabes, darte a los demás, hacer algo por ellos, entregarte… esto significa ser generoso, dar y compartir. Esto es genial. Y, por supuesto, pienso que muchas personas se dedican a hacer esta labor: dan su tiempo a los demás, son generosos con sus vidas, con sus vocaciones, ayudan a los demás…

Pero… ¿qué hay más allá de esto?

La generosidad como dejar espacio para recibir. Ser tan generoso, que dejas espacio para que EL OTRO dé.

¿Suena como un juego de palabras? Pues no lo es. 

Porque recibir es, si cabe, más complicado que dar. Porque para recibir tenemos que admitir que no sabemos. Que somos inferiores. Que el otro tiene mucho que aportarnos, que darnos. Que estamos dispuestos a dejarnos aconsejar, a admitir que nos pueden ayudar otros. Y esto, para mí, es un paso adelante en madurez y responsabilidad. Porque, por supuesto, es muy bonito dar. Pero también, es muy bonito, generar espacio para que otros nos puedan dar… ¡aunque es más difícil de llevar a cabo!

¿Has dejado ese espacio para que otros puedan demostrar su generosidad, o siempre eres tú el que das, sabes de todo, y no aceptas consejos…?

¿Estás siendo generoso?

Piénsalo…

About these ads

15 comentarios el “¿Qué es la generosidad?

  1. Marga Faidella
    noviembre 3, 2011

    Buenos días!

    Qué acertado. Es muy fácil ofrecer, por ejemplo, ayuda a quien te la pide. En cambio, pedirla…Es decir, dejar que otro te ayude…Bueno, es más difícil. Tiene mucho que ver también con la humildad, gratitud, honestidad…
    Palabras que utilizamos verbalmente y que, si además las practicáramos de manera consciente con todo su sentido nos llevaría a otras dimensiones de la vida, a menudo desconocidas.

    Un artículo muy claro y conciso. Muchas gracias por dejarme participar

    1Saludo

  2. Ricardo Santiago
    noviembre 3, 2011

    Muy acertado el post.
    Entendemos la generosidad sólo como dar, no como permitir, dejar, aceptar.. o dar la oportunidad…
    Me recuerda mucho a la “buena voluntad” que se muestra cuando llegan los cambios.
    Todo el mundo esta dispuesto a cambiar “… si es para mejorar”, y con esa coletilla lo que decimos es no quiero cambiar, a menos que esté garantizado que funciona a la perfección….
    Con la generosidad sucede algo parecido, damos mucho… pero no permitimos que la gente participe, no somos generosos en oportunidades… eso cuesta mucho.

    un abrazo.
    RS

    • maitepiera
      noviembre 4, 2011

      Pues sí, Ricardo… gracias por aportar ese nuevo punto de vista!

  3. Bianka Hajdu
    noviembre 3, 2011

    El recibir que comentas se puede formular también como dar atención. La atención es un requisito fundamental para crear, para hacer cosas nuevas, y generalmente es escasa. La generosidad se podría entender, por tanto, como la capacidad de convertir esa escasez en abundancia. En este sentido, la expresión prestar atención queda chula porque implica que se trata de un intercambio bi- o multidireccional. ¡Un saludo!

  4. Elena Montesinos Urbán
    noviembre 3, 2011

    Me ha gustado mucho el enfoque. La mayoría de las veces nos centramos tanto en dar que no sabemos apreciar lo que otras personas tienen para darnos. A veces es más importante pararse y escuchar al otro que estar centrado en uno mismo y en lo que se es y en lo que no se es.
    Un saludo.

    • maitepiera
      noviembre 4, 2011

      Efectivamente, por eso me gustó tanto esta distinción! Me alegro que también te haya gustado!

  5. Figueras Bofill Psicòlogues
    noviembre 5, 2011

    Me ha encantado tu post. En alguna ocasión había trabajado con alguna cliente la parte de recibir y no entendía porqué cuesta tanto. La relación que haces sobre la aceptación de mi ignorancia cuando decido dejarme ayudar, me aclara muchas cosas.
    Gracias por compartir tus conocimientos con los demás

  6. Víctor Pérez Cantó
    noviembre 7, 2011

    Maite:

    No conocía tu blog y me ha gustado lo que he leído. Yo también blogueo desde hace unos pocos meses, enfocado en los valores en el mundo de la empresa.

    Respecto a este post sobre la generosidad, aunque en el fondo estamos muy de acuerdo, a mi me gusta más la palabra entrega que la de generosidad (aunque tampoco me disgusta, no vayas a creer); en cualquier caso, pienso que dar es dar, y recibir es recibir. Y tanto una cosa como otra se puede hacer bien o mal.
    Hay quien da y luego te pasa factura, y hay quien recibe y tiene que saldar esa “deuda” a toda costa (en el fondo el orgullo no permite aceptarlo). Creo que en ambos casos el tema se desenfoca.

    Para mi dar solo puede usarse con esa palabra si no se espera nada a cambio; otra cosa diferente es que a las personas que dan con sinceridad, la vida siempre les devuelve con creces (¿no has visto “¡Qué bello es vivir!”?); si no, es un mero trueque, más o menos explícito.
    “Dejar espacio para recibir” yo creo que no es dar, propiamente, porque por mucho que ofrezcas ese espacio, la acción de dar siempre será prerrogativa libre del otro, de hacerlo o no.
    Lo que sí estoy totlamente de acuerdo es que para recibir hace falta algo bastante escaso, como es la humildad: el creer que hay otro que sabe y/o puede más que yo, y yo en mi precariedad, lo acepto.
    Me permito incluir un link a un post que escribí sobre la humildad como motor de crecimiento.

    https://addedvalues.wordpress.com/2011/06/27/humildad-motor-de-crecimiento/

    Efectivamente es mucho más difícil saber recibir con humildad que saber dar; cuando das (también requiere humildad para que no haya prepotencia) siempre existe el riesgo de que uno se “busca” (¡oh, qué bueno soy!); dicho riesgo no existe cuando recibimos con la humildad de saber, no ya que necesitamos lo que nos dan, sino que ni tan siquiera podremos devolver el bien que se nos hace.

    En fin, te seguiré en adelante, Maite. Saludos.

    Víctor

  7. Juan José
    noviembre 9, 2011

    Maite:

    A mi también me gusta que hayas subrayado esta parte de la generosidad. Desde hace algún tiempo, lo llevo “a flor de piel” dado que estoy recorriendo un camino vital en el que, casi cada día, experimento el pedir y el dar gracias casi a diario. También me has hecho recordar que hace años, mientras impartía un taller de autoestima, una religiosa mayor me dijo que había aprendido que “pedir -generar oportunidades para que otros puedan dar- es un acto de amor”.

    Un abrazo,

    Juan José Roca

  8. Iliana Prendes
    noviembre 9, 2011

    Muchas felicidades, creativa propuesta para ampliar el término y la acción.

    Colocarte en otra posición siempre enriquece el territorio y ofrece otros mapas…

    Tu blog esta padrísimo!! Gracias por compartir.

  9. Santi
    noviembre 10, 2011

    Hola Maite:
    Lo cierto es que despues de años de experiencia en el mundo de la formación de directivos he llegado a la conclusión que la generosidad es clave para despertar el interés y la motivación en los demás. Se nota, se percibe, se traslada. Esta ahi en el aire.

    Cuando estoy con directivos ya sea colectiva ( en sala) o individualmente (coaching o mentoring) busco siempre poder percibir como se sienten los demás con respecto a esta caracteristica.
    El mejor jefe que tuvé era enormemente generoso.
    Saludos a todos

    • maitepiera
      noviembre 10, 2011

      Gracias Santi por tu aportación, también desde el punto de vista de “formación”!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 3, 2011 por en coaching y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.869 seguidores

Visitas

Map

Categorías (profesionales) del lector:

%d personas les gusta esto: