Redes sociales… “virtuales”, pero reales!

Hoy he enviado un posting por email a uno de mis amigos. Además, le he comentado que, si le parecía interesante e inspirador, podía “suscribirse” a mi blog. A continuación me ha hecho tres preguntas: qué es exactamente un blog, cómo se suscribe uno a un blog y qué implicaciones tiene…

En este caso, no le voy a dar más importancia – por su cargo, función, responsabilidad y ascendencia, pienso que no es necesario que se preocupe.

Pero esto me ha hecho pensar en Twitter, Facebook y Linked In (por mencionar las redes sociales más populares) y en cómo las estamos utilizando profesionalmente (o “penosamente” más bien).

Es increíble todo lo que he visto cuando hago selección (2.0 naturalmente). Tienes 3 candidatos finalistas, entras en sus Facebooks y te enteras de todo: de que lo han dejado con la novia, que si la última fiesta bien (o “demasiado” bien!), que si han hecho el test de “quién es tu pareja ideal”… y cosas peores que no merece la pena comentar. Luego, para más “inri”, miras su dirección de email: elperlajuanito@yahoo.com o inemforever@hotmail.com… pero, por favor!! ¿No podemos buscar una dirección de email un poco más seria cuando estamos en la búsqueda de empleo?

Hay que ser consecuentes con nuestra imagen. La de cada día, la “tradicional” y la de los “amigotes”, fiestas y demás, la “virtual”. Inocentemente, pensarías que esta última, la virtual, es para tus amigos pero resulta que has pasado por alto que existen unas opciones sobre “privacidad” que te has olvidado de conectar… y ahora tu perfil es visible para “el mundo”. El de los amigotes, y el de los profesionales que te tenemos que dar una oportunidad “seria” laboral.

Y llegado a este punto, ahí estoy yo, con mi querido candidato finalista, leyendo sobre su vida privada, viendo su foto en el que no parece él, porque llevaba unas cuantas copitas de más, pensando qué habrá pasado con el chico formal que pasó por mi despacho y que se vendió tan bien en la entrevista…

Descartado fulminantemente.

Evidentemente!

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el noviembre 8, 2010 en Estoy en el paro, busco trabajo, Estoy en un proceso de selección, Quiero mejorar en el trabajo, Trabajo pero tengo dudas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. entonces por lo que entiendo, basta con colocar privacidad a las redes sociales. pregunto porque mi padre siempre me dice que existen maneras de burlar estos mecanismos de privacidad, y que las empresas encargadas de selección lo hacen. yo en realidad pienso que eso lo dice desde su poco conocimiento y “demonizacion” del mundo virtual. Aunque se que es posible vulnerar cualquier privacidad e indagar en la informacion de cualquiera, no me parece sensato que las empresas lo hagan o se den el trabajo de hacerlo con sus candidatos. Me parece mas logico y mas del sentido comun que al seleccionar una opcion de privacidad en cualquier red social puedas mantener a salvo tu vida privada.

  2. Ok, ya está!
    Gracias🙂

  3. Hola Maite:

    Hace 3 años hablé con Santi, un chico de mi equipo de veintipocos años para que cambiara la privacidad de sus fotos en Facebook. Los miembros de las generaciones más jóvenes viven pegados a una cámara de fotos y suben TODO a internet. Este chico al que me refiero tenía más de 500 fotos de fiestas, bodas y viajes de los últimos 2 años. Creo que salía en 2 o 3 sin una copa o una cerveza en la mano y era porque le hacían falta las 2 manos para sujetarse la túnica o el disfraz de mujer que llevaba en ellas. Era evidente que se lo estaba pasando muy bien en todas ellas. Sus amigos también, me reí mucho viendo las fotos.

    Yo le contraté y en los 2 años que trabajamos juntos fui viendo su evolución. Es un chico responsable, trabajador y cumplidor. Aprovecha el tiempo en la oficina, y fuera de ella…. Mientras sus juergas y viajes no afectaran a su trabajo, ¿qué le podíamos decir? Sé que sigue siendo el mismo juerguista que era hace 5 años, pero eso no afecta a su trabajo.

    Las fotos de sus juergas no me escandalizaron, pero le advertí que no las dejara a la vista porque cualquiera que no le conociera se podría formar una mala opinión sobre él. Las puso en privado, y desde entonces no las ven más que sus amigos. Una pena, porque eran muy divertidas, pero mejor para él.

    Nosotros hemos pasado por esa edad sin cámaras digitales, y por eso nos salvamos de situaciones engorrosas.

    Esas fotos me hicieron pensar en algo que has vuelto a recordarme con tu post. ¿Habría cambiado de opinión si hubiera visto esas fotos antes de contratarle? Mi respuesta inmediata fue ¡ni hablar!, pero dándole una segunda pensada cambié de opinión.

    ¿Es realista pensar que nadie se divierte, se toma una copa, pone caras de loco al bailar (ay, esas fotos…), se emborracha en una boda, etc.? ¿Saldríamos nosotros bien parados de ese test? Estamos de acuerdo en que no es bueno que determinadas fotos salgan a la luz. Mejor que queden entre amigos porque es más probable que nos perjudiquen, porque… a ver quién puede presumir de no haberse tomado una copa de más en su vida.

    Yo le estaba contratando como becario con galones (porque le pagábamos poquito) para un puesto de todoterreno: para mover y lavar coches, montar stands, coordinar operarios, etc. Para que fuera aprendiendo desde abajo y asumiendo cada vez más responsabilidades en el departamento de marketing. Un trabajo duro y “variado” para el que no todo el mundo está dispuesto a pasar durante un año para luego ir tomando responsabilidades más cómodas. La experiencia me decía que otros candidatos más serios que Santi no aguantaban el peaje del primer año.

    Después de pensarlo, las fotos de Santi reflejaban que era un tipo normal, al que le gusta viajar, con una vida social variada y que se divertía mucho. A su favor, diré que sus amigos tienen una pinta estupenda, gente alegre, como él. A través de sus fotos podías ver que su entorno era bastante sano, normal, juerguista y socialmente aceptable. Muy parecido al de cualquiera de los miembros del equipo con el que iba a trabajar.

    Otra cosa habría sido que las fotos fueran en fiestas marginales, situaciones repulsivas, irrespetuosas, contra la ley, etc.

    Por lo demás, estoy completamente de acuerdo contigo. Tenemos que ser responsables de nuestra imagen pública, lo que dejamos a la vista en facebook, nuestras opiniones en twitter, nuestros videos en youtube, las fotos en flickr, etc. porque ahí quedará durante años. Y coincido contigo: ante la duda, todo en privado.

    Haz una prueba y busca blogs de estudiantes del IESE. ¿No crees que las empresas no se repensarían la imagen que tienen de la institución y de la capacidad de sus graduados después de ver las fotos de los BOW, la fiesta Multi-cultural, etc.?

    Seguramente les influiría pero si somos realistas, es mejor contratar a una persona normal. Los robots no suelen dar buen resultado más que en determinadas situaciones.

    Un abrazo,

    Javier

  4. ¿Dónde está, entonces, la frontera entre las vidas? ¿Tenemos que renunciar a la identidad del yo “real” del FBK para tener una imagen impecable en linkedin? Supongo que la respuesta depende de muchos factores como la edad o el carácter, por ejemplo…

    • Creo que no debería haber fronteras, pero sí utilizar herramientas como opciones de “privacidad” en cada caso. Está muy bien tener información que compartir con nuestros amigos, y hacerlo en la red es muy práctico, pero quizás hay detalles que deberían seguir siendo privados.
      Pienso que en el momento de darnos de alta en una red social, tenemos que pensar bien para qué lo utilizaremos y cómo nos impactará.

    • Creo q como muy bien dice Maite, no se trata de esconder tu yo real sino de saber estar en cada situación. Quien no le gusta de tanto en tanto reunirse con sus amigos o antiguos amigos, dependiendo de los factores q condicionen a cada uno ( edad, responsabilidades, etc…) y tomarse una copa o incluso hacer una excepción y salir de fiesta, tampoco creo que sea nada malo, pero està claro que a la hora de escoger un perfil u otro,tal y la responsabilidad y confianza q te muestran cogeras antes a una persona con un poco de seriedad en un àmbito empresarial riguroso, que a una persona que da la impresión que solo le guste salir y sea su unica preocupación en la vida, por eso uno a de ser consciente de la imagen que esta dando a la gente y de si realmente una imagen puede marcarte “el no ser el elegido”.

      Claro està tambien, los objetivos que uno tiene y los objetivos de cada empresa. Aqui solo se advierte de lo que puede pasar a una persona con predisponibilidad para trabajar pero ” no da el perfil” esperado. Se ha de partir que no te conocen y de ver si la imagen que estas dando es la adecuada para el puesto de trabajo.

      • Tienes toda la razón. Ante las dudas, mejor pensar que lo que escribes en la red, puede llegar a “cualquier” persona que quiera saber sobre ti. Nunca sabrás si en el futuro buscarás trabajo…

  1. Pingback: ¿Ya estás en Linkedin? | Coaching Virtual

A %d blogueros les gusta esto: