Premio a la hipocresía empresarial

Hoy he pensado en un buen amigo mío. Se quedó sin trabajo en verano.

Este amigo trabajaba en una gran empresa. Su empresa salía en todas partes como ejemplo de buenas prácticas. Eran muy buenos contando eso en el mercado. Había muy buen ambiente de trabajo. Era una empresa muy enfocada a hacer que el empleado se sienta a gusto, a darle todo lo que necesita para su vida laboral. Muy buenos horarios, flexibilidad, apoyo a temas de conciliación laboral y familiar, muy buenos planes de carrera, buenos programas de desarrollo del talento, buenos sistemas de comunicación interna – vaya, en general, muy buenos y avanzados sistemas en el ámbito de recursos humanos. Él estaba encantado. Había tenido una buena progresión, buenos incrementos de sueldo… además, claro, todo el mundo conocía su empresa. Allí por donde fuera, todos querían saber cómo era trabajar allí. Y él estaba muy orgulloso de poder contarlo!

Y claro, todo esto… está muy bien. Pero esta misma empresa tenía en “mente” cerrar. El negocio no iba bien. Se decidió definitivamente en un despacho, a principios del 2010.  Y se decidió también la fecha: 1 de septiembre de 2010. Y… a los empleados, ¿cuándo les decimos algo?

El 31 de julio. Les decimos que se vayan de vacaciones…. “permanentes”.

Y claro, esto sólo lo sabemos mi amigo (y sus 20 y pico compañeros de trabajo) y yo.

Yo creo que se deberían crear los premios a la “hipocresía empresarial”. Seguro que si pensáis, tendréis ya algunos candidatos al premio.

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el noviembre 26, 2010 en Quiero mejorar en el trabajo. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Hola Maite,
    Estos casos abundan y más de lo que creemos. En mi caso particular te cuento:
    Un lunes entró a trabajar a mi empresa el primo de uno de los socios (a decir tiene que en dicha empresa trabajan las mujeres de dos socios y el hermano del tercero), y al día siguiente (martes) me despidieron alegando que por motivos de la crisis tenian que prescindir de mis servicios…..pues bien, tres semanas despues habian contratado dos personas mas….¿Hipocresía? si…y de la gorda…

    • Pues sí… desafortunadamente creo que está a la orden del día. Y a veces se toman decisiones difíciles de justificar. De todas formas, viéndolo en retrospectiva, quizás mejor no estar trabajando en una empresa así… mejor estar en otro lado, donde de verdad se valoren las personas. Muchos ánimos! Suerte!

A %d blogueros les gusta esto: