Aprender a hacer se aprende “haciendo”

Este post viene a raíz de un comentario de un lector (gracias!). Me decía que hay diferencias entre la formación tradicional, la de toda la vida y la formación “on the job”…

De hecho, pienso que las dos son complementarias y para nada excluyentes. Hay una teoría que dice que, para aprender en el trabajo, es muy buena la proporción 70-20-10:

70% on the job, mediante proyectos aplicando conocimientos y viendo en la práctica cómo se ponen en práctica ciertas habilidades (aprender a tomar decisiones se aprende… tomando decisiones!, aprender a planificar se aprende… planificando!…. etc)

20% siguiendo a expertos, o role models en la materia, es decir, buscando buenos ejemplos de personas que tienen y demuestran una determinada habilidad, y estando con ellos durante tiempo, observando y tomando nota de sus habilidades…

Y por último, sólo un 10% de lo que conocemos, de lo que sabemos, proviene de CURSOS DE FORMACIÓN. ¿Curioso no?

Es que, en el trabajo, cuando alguien quiere aprender, siempre pide un curso de formación. Y sí, se van 2-3 días a aprender de marketing… y vuelven, y saben algo pero después de 2 meses ya no se acuerdan de lo que habían aprendido.

En cambio, hay empleados inteligentes que piden “proyectos”. Proyectos que les permitan disfrutar con habilidades distintas, poner a prueba nuevos conocimientos, trabajar en temas que les permitan progresar profesionalmente. Éstos sí que aprenden!

Si quieres aprender… ¡pide un nuevo proyecto!

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el enero 17, 2011 en Quiero cambiar de carrera profesional, Quiero mejorar en el trabajo y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. Concuerdo contigo Maite, el futuro está en los trabajos en proyectos. Empezar pero empezar ya, aprender haciendo, es exacto, te lo puedo asegurar ahora ya que empecé a trabajar mis propios proyectos y a acomodarlos en la marcha.

    Saludos.

  2. Me parece un ratio más que acertado, desde luego habrá sus variabilidades de acuerdo al perfil y la función, pero buen tip! Gracias!

    Marina

  3. Guerra de números, cual de todas es “la verdad”.
    – On the job: ¿Te da una gran parte de conocimientos o te ayuda a consolidar tus conocimientos ?
    – Role models: El 99.9% de las cosas, esta inventado o creado lo único que hay que hacer es saber filtrar muy bien y a trabajar.
    – Lo que sabemos: Si es verdad que realizando un curso de 2 o 3 días no se consolidan ningún tipo de conocimiento pero te da pie a tener más herramientas para poder tirar a delante nuevos proyectos. Otro tipo de formación que implique más dedicación te abre tu mente, open your mind frente a proyecto o adversidades.

    No me atrevería a decir porcentajes, sin una buena formación es más difícil seguir Role models y poder consolidarlos On the job.
    70 – 20 -10, 10 – 20 -70 o depende de la profesión.

  4. Buenas noches,

    El modelo 70,20, 10 es interesante pero yo realizaría un inversión. El 70% se lo asignaría a “seguir expertos” personas modelo, de referencia que uno llega admitar por las habilidades y conocimientos que posee y transmite. >El 20% se lo asignaría a la formación, no cursos, sino formación completa y con cierta extensión. En muchas ocasiones debes crear un proyecto y para ello necesitas unos conocimientos y unas habilidades que has aprendido de tus personas de “referencia”, tu propia académia de expertos. < Por último asignaría al 10% al "trabajo" a aprender haciendo cosas, planificando y equivocándose… pero un profesional proyecta hacia lo que quiere llegar a ser o tener, a razón de "referencias" que en cierta manera admira… aprender trabajando es bueno, es admirable pero sin el complemento de la "formación" y las "referencias", acaba limitando el desarrollo profesional.
    En conclusión como dice Piera, existen modelos, opinables (…) pero el conjunto de "referencias", "formación" y "trabajo", la interacción de los tres elementos, conforman al mejor profesional. Quizas cada profesional adopta estos tres elementos al % que uno mismo necesita.

    Un saludo,

    Mi

  5. Hola a tod@s,
    solamente añadir que no sólo hay que pedir un proyecto nuevo en la empresa donde trabajas, sino que hay que iniciar uno fuera de ella, si en la empresa donde trabajas el proyecto se ha agotado o está obsoleto para ti. Esa es mi filosofía. Y os recomiendo que en vez de pensar en las tareas que haces, si te gustan más o menos, o si te sientes más o menos realizado en la empresa donde estés, os preguntéis si el proyecto todavía es de largo recorrido (por lo tanto, motivante y que os aportará algo más a vuestra profesión), o por el contrario estáis anclad@s en un puesto casi de funcionariado donde los días parecen repetirse todos por igual. Entonces, en ese caso, cambiad de proyecto (es decir, de empresa) sino tarde o temprano os arrepentireis.

    Un abrazo

    • Gracias Rafa, seguro que tu comentario aporta nuevas reflexiones a mucha gente…

    • De acuerdo no, lo siguiente…😉

      He trabajado en 4 empresas y en cada una he aprendido cosas que me han hecho crecer como profesional, de hecho seguramente sin esos cambios sería como dice Rafa, un funcionario, con todo el respeto a los que prefieren serlo, a mi no me va.

      La primera vez fue por iniciativa propia, cuando me di cuenta de que no iba a evolucionar más emprendí el cambio, el resto fueron “forzosas” pero me alegro mucho de que hayan pasado🙂

      Una de las máximas que siempre sigo y que intento inculcar a mis compañeros (si mis jefes me oyeran) es que cuando dejes de aprender, te marches. Eso sí, siempre intenta que puedas aportar y que te aporte el trabajo, pero si no ves otra salida, sal de ahí!.

      Se lo recomiendo a todo el mundo, perder el miedo al cambio, os va a aportar no sólo nuevos conocimientos si no ganas de seguir aprendiendo, de seguir adelante, de buscar siempre lo mejor de tí.

  6. Hola

    Muy acertado, hace poco he solicitado un cambio de proyecto debido al aburrimiento tecnológico porque tengo muchas ganas de aprender y trabajar con distintos tipos de tecnologías de la información.

    No hay nada más cierto que los cursos se olvidan debido a la falta de práctica e incluso y como técnico de E-Learning que soy aún más los cursos online.

    Un saludo

    • Perfecto! Sí, los cambios de trabajo o las ampliaciones de nuestro trabajo nos permiten ver cosas nuevas y aprender… suerte! E interesante de los cursos online – otra manera de pedir formación… sólo el 10% que hablaba se aprende así. Gracias por tu comentario!

  7. Hola Maite, estoy totalmente de acuerdo contigo, la formación a nivel de estudios creo que te da una base sobre la profesión pero en el trabajo es donde aprendes realmente ya que a veces de la teoría a la práctica hay todo un océano….

    Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: