Quítate la medalla

Lo tenía todo preparado. Manuel era el responsable de un nuevo proyecto en medio ambiente, que implicaba a todos los departamentos de la organización. Para asegurar una buena comunicación del procedimiento a nivel interno, había preparado un nuevo documento. Una normativa. Muy visual. Había pensado en todo. Había pensado en el formato, en hacer un documento visualmente agradable… (es que si no, todo el mundo se pasa los temas de medio ambiente “por el forro”!)… también había compartido este documento con su assistant y con otra persona de otro departamento. Quería que se entendiera, y quería que fuera impactante. Vaya, lo que tenía entre manos era un documento fruto de muchos esfuerzos. El suyo, por supuesto, pero contenía el feedback de algunas personas más. También había redactado un email. Un email de varias líneas donde explicaba la importancia de este nuevo procedimiento en el área de medio ambiente, que involucraba a tantas áreas distintas de la empresa y les pedía su colaboración y comprensión.

Y estaba a punto de enviarlo, por su propia iniciativa. De hecho, estaba encantado de haber tenido esa (genial) idea. Nadie se lo había pedido pero daba igual. Le encantaba poder compartir con todos este proyecto y el procedimiento. Por algo era “su proyecto”.

Y justo… su jefe le hace una pregunta. “Ah..!! ¿Sabes el tema ese del procedimiento ese rollo nuevo de medio ambiente?”… “Pues he pensado enviar un email a todos los responsables diciendo que la gestión última la llevamos “nosotros””.

– (Se quedó bastante impactado con el tono: un “rollo”??? Pero si el nuevo procedimiento era genial!!!!”)”Ah… ok, buena idea. De hecho está bien pensado porque nadie sabe que somos “nosotros” y a veces tenemos problemas de coordinación…”. (No, si encima aquí el tema lo llevamos “nosotros” cuando “tú” -jefe- te desentiendes totalmente del tema todo el año) “De hecho, yo había preparado un procedimiento precisamente para lo mismo, para dejar las cosas claras”.

– “Muy bien”, responde el jefe. “Por qué no me mandas el documento? Así lo vemos y lo comentamos”.

– “Ah… bueno”.

Lo comentan durante semanas. Idas y venidas. El documento va y viene. Quita esta coma, pon la otra. Borra esto y añade no sé qué. Que esto no está bien, que si sí… buffff.

Y después de 3 semanas, el jefe envía “EL” email: “Queridos todos, os envío un recordatorio del procedimiento de medio ambiente. Un saludo, jefe”.

¿Quién le hará caso?

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el marzo 14, 2011 en Quiero mejorar como jefe, Quiero mejorar en el trabajo y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Excelente!!!
    Eso es “trabajo” en equipo…..
    Salu2 🙂

  2. Real como la vida misma…

  3. me suena….

A %d blogueros les gusta esto: