No me siento orgulloso con lo que hago…

Resulta que Laura (la del post de ayer) me ha contado algo. Ha leído el post y claro… ha caído en la cuenta que había hecho algo “mal”. Y me ha enviado un email contándome algo… que, en realidad, ella no contaba demasiados detalles de su trabajo (cuando lo tenía) porque no se sentía orgullosa. En realidad, se sentía “harta” de tener que ir cada día a esa empresa, a hacer un trabajo que ya no la llenaba… y ya no veía el sentido de su trabajo. No sabía ni dónde había empezado, ni cómo había evolucionado. Se había dejado llevar. No contaba detalles porque no se sentía bien allí. Prefería hablar de otras cosas que la llenaban más en la vida y obviar “esta parte”.

… ¡Cuántas personas así! Sin rumbo… dejándose llevar. Diciendo que sí a cambios laborales, pensando que su trabajo realmente no les llena. Quejándose de la situación…

Y yo me pregunto. ¿Víctima o responsable? ¿Eres víctima de tus circunstancias?

O… ¿Eres responsable de tus elecciones?

¿Qué opináis?

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el mayo 26, 2011 en Quiero cambiar de carrera profesional, Quiero entrar en el mercado laboral y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Siempre, cada uno es responsable de sus elecciones, y a menudo víctima de las circunstancias. Hasta en la peor de las circunstancias uno puede elegir, pero el miedo suele oprimir, es humano. No creo que un 20 % de la población esté en paro por gusto, ni que un elevado % de la población haga trabajos que no le gustan por victimismo; no obstante, yo opino que hay que seguir tus sueños aunque temporalmente sólo puedas soñarlos.

  2. violeta rodriguez marcuño

    Respuesta para Juli:
    Yo estuve en una situación parecida. en un puesto de trabajo que me hacia tremendamente infeliz. Me renovaron contrato dos veces contra todo pronostico. En el 2010 no me renovaron ya mas. en plena crisis, me lleve las manos a la cabeza, pero al mismo tiempo he sentido una gran liberación, dedico todos mis esfuerzos a mi formación a cubrir las carencias de mis conocimientos( idiomas por ejemplo), muy necesarios para un puesto de trabajo.
    En mi opinión no es momento para dejar un empleo pero si dedicar tiempo para esa posibilidad, ir abriendo la mente a nuevas expectativas y preparase para ese “posible” momento.
    un saludo cordial
    violeta r. marcuño

    • Muchas Gracias Violeta,

      De hecho, estoy haciendo lo que tu comentas de dedicar más esfuerzos en formación, tanto en el tema idiomas como en otras áreas incluso nuevas para mí.

      Saludos

      Juli

    • Hola Violeta que tal estas?
      se que el moral no lo tienes muy alto por motivo de desempleo, pero creo que siempre hay que guardar la esperanza…Despues de la lluvia viene el sol como decimos aqui en Francia. Me acuerdo de ti y de tu hermana Marga y del verano que pasamos juntos ( eramos muy joven en aquel entonces). Te deseo lo mejor que se puede desear para ti y todos tus familiares…Un abrazo. Sergio

  3. Creo que más que responsable de las elecciones (por acción o por omisión) lo eres de las consecuencias que estas elecciones tienen.
    No está mal dejarte llevar si los cambios que te proponen o te imponen suponen un reto para ti o la posibilidad de aprender algo nuevo. El problema es cuando te proponen un cambio para hacer más de lo mismo y después de haberte “dejado llevar” durante un tiempo te planteas si quieres seguir o quieres hacer lo que realmente te llena, ahora mismo yo precisamente estoy en una situación así y tengo dos cuestiones para resolver:
    1ª ¿Qué es lo que realmente quiero hacer? Después de 15 años en la misma empresa “dejándome llevar” ha llegado un punto en el que el trabajo ya no me llena, pero nunca, hasta ahora, me había planteado qué es lo que realmente quiero hacer.
    2ª ¿En las circunstancias actuales, realmente me puedo plantear seriamente cambiar de trabajo? ¿No sería más prudente quedarme donde estoy y esperar un poco?
    Gracias.
    Juli

    • Juli, ahí van mis respuestas a mis preguntas:
      1. Sigue peguntándote qué es lo que quieres hacer, por supuesto. Y búscalo! Sólo necesitas: CREER EN TI.
      2. Las circunstancias actuales sólo harán que te lleve más tiempo encontrar un nuevo trabajo, y que no dejes tu trabajo actual hasta encontrarlo. Así que las circunstancias actuales significan: PACIENCIA y TENSÓN.

      A por ello!

  4. Mi situación es la misma que la de Laura y no es porque no quiera cambiar o porque no sea responsable de mis acciones, sino es porque muchas veces tenemos la influencia de cosas externas que nos impiden tomar decisionaes y más en una época como la actuall, en la que tener un trabajo es un privilegio. Aguantamos por el miedo a dejar la estabilidad tan preciada en estos tiempos que corren y no por ser víctimas de nuestras propias elecciones.

    • Marta Cedillo

      Siempre debes ser responsable, pero a veces las circunstancias y el entorno no te permiten tomar decisiones por la vía de la responsabilidad. Quien tenga que pagar hipoteca, con ascendentes o descentes a su cargo tiene la responsabilidad de llevar dinero a fin de mes como primera prioridad en su escala de responsabilidades dejando de lado otros aspectos. Es decir si el trabajo no me gusta pero me dá para llegar a cubrir gastos pues para que vamos a arriesgar en buscar trabajo, adaptarme a otra empresa, el puesto los compañeros y jefes, ¿y si sale mal?. Es más cómodo aunque no es lo más responsable.

A %d blogueros les gusta esto: