La preparación de la entrevista (II)

(Seguimos con la preparación para la entrevista:)

Prepara bien “quién eres” y “qué cosas sabes hacer bien”: Busca un discurso coherente, sé consciente de tus puntos fuertes y prepáralos bien, con lógica entre puestos y con ejemplos claros que puedas exponer durante la entrevista. Piensa en las competencias o habilidades claves para el puesto y luego busca ejemplos de tu vida profesional que ilustren bien esos ejemplos.

Para prepararte sobre este punto, responde a las siguientes preguntas:

1. ¿Qué puedes hacer tú por esta empresa?: piensa en proyectos que hayas llevado a cabo en el pasado o retos que ya has solucionado una vez en tu trayectoria profesional y cuéntalo.

2. Presenta tus puntos fuertes con ejemplos concretos de iniciativas que hayas puesto en marcha, con fechas, personas involucradas y resultados tangibles de tus acciones.

3. Habla de los momentos de dificultad o “retos” enlazándolos con las habilidades que tuviste que poner a prueba para superarlos: por ejemplo, tu capacidad de gestionar el estrés, trabajo en equipo, habilidades de motivación, …

4. Demuestra con números los efectos positivos de tu trabajo: Siempre que puedas, refiérete a los efectos que tuviste:

  • Incremento de ventas
  • Mejora de la calidad
  • Mejora del índice de satisfacción del cliente
  • Reducción de plazos a la hora de terminar algo

Seguimos mañana con más consejos!

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el julio 5, 2011 en Entrevista y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. En efecto Maite, en las empresas nos gusta que el candidato concrete y ejemplifique con hechos y datos sus aseveraciones. Frases como “Soy un gran jugador de equipo” o “siempre consigo lo que me propongo” no son ni buenas ni malas en sí mismas, sino meras declaraciones que requieren ser apoyadas con ejemplos claros y cuantificados en lo posible para que las podamos tener en consideración. Hay que tener en cuenta que a los evaluadores nos intereresa “Qué es capaz de hacer” el candidato, pero nos interesa aun más el “Cómo lo hace”: con qué comportamientos demuestra que sabe trabajar en equipo, con qué estrategias ha conseguido lo que se proponía, etc. También buscamos conocer cómo ha evolucionado la persona como profesional, por lo que reconocer los errores y las equivocaciones, y demostrar qué se ha aprendido de ellas también es relevante (lo que nunca volverías a hacer, cómo lo enfocarias ahora si aquello te volviera a pasar, etc). Un saludo y ánimo a todos los que estáis en búsqueda!

A %d blogueros les gusta esto: