¿Ser becario o seguir estudiando?

El otro día me hicieron esta pregunta…

Y tengo clara la respuesta pero… lo haré un poco más difícil.

Miguel era un chico de 22 años. Había acabado la carrera con buenas notas y sacándose todo a “curso por año”. Los veranos, había estudiado inglés o había hecho trabajos de verano (camarero, socorrista…). No tenía experiencia relacionada con sus estudios y empezó a buscar trabajo cuando acabó la carrera, sin éxito. En las entrevistas, no sabía qué decir sobre el mundo de la empresa… no sabía ni enviar un fax. Nunca había tenido que responder nada sobre sí mismo y no sabía “cómo venderse”. Además, sólo conocía
su profesión desde el punto de vista teórico. Cuando acabó la carrera, viendo que no tenía éxito en la búsqueda de empleo, hizo un master de especialización, de un año y medio. Cuando acabó, viendo que tampoco conseguía trabajo… hizo otro curso, en otra área de interés distinta. Y ya tenía 28 años y empezaba a buscar trabajo. Estaba perdido. Muchos estudios, distintas especializaciones…

María era una chica de 24 años. Había acabado la carrera “invirtiendo más tiempo”. Había decidido que, en vez de hacer un curso por año, se iba a dedicar a hacer prácticas a la vez. Había hecho casi dos años de prácticas, en media jornada, teniendo la posibilidad de ver diferentes departamentos de la empresa, había probado dos puestos. Había tenido que adaptarse a diferentes equipos y diferentes culturas organizativas. Además, había aprendido diferentes sistemas informáticos y a tratar con la burocracia interna de la empresa. Para conseguir las prácticas había hecho varias entrevistas y, además, conocía perfectamente qué le había gustado de cada experiencia. Empezó a buscar sabiendo en qué quería trabajar y cómo contribuía
su experiencia a saberlo.

Si tú tuvieras que seleccionar… ¿a quién escogerías?

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el agosto 29, 2011 en Entrevista, Estoy en el paro, busco trabajo, Quiero entrar en el mercado laboral y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. ¿A quién seleccionaría?

    Pues depende.

    Si los dos son candidatos al mismo puesto trataría de evaluar el potencial de cada uno. Hay ciertos aspectos que se aprenden rápido (por ejemplo a mandar un fax, como has dicho antes), y otros que requieren de más preparación.

    Pienso que hoy en día se le da mucha importancia a la experiencia desechando candidatos que potencialmente puede ser muy válidos, por el simple hecho de no tener experiencia.

    Cada empresa es un mundo, con unos procedimientos y unas normas internas diferentes.

    Es evidente que no vas a poner a un ingeniero recién salido de la carrera a construir un avión, para eso no hacen falta ni 2 ni 3 años de experiencia, hacen falta muchos.

    Por eso hay que definir bien el perfil de persona que se quiere, tanto técnicamente como personalmente. Una persona con unas habilidades personales y con menos experiencia que otra puede ser igual de válida, ya que también cuentan otros muchos aspectos a parte de la experiencia.

    Las empresas quieren candidatos preparados, con una inversión baja de dinero y que empiecen a ser rentables el mismo día en el que se incorporan. Y eso a veces no es lo más rentable. Una persona con ganas de aprender, motivada y con ambición puede aprender muy rápido y llegar a ser de los mejores.

  2. En este ejemplo concreto lo cierto es que no aprecio mucha diferencia entre uno y otro caso, ya que las edades son similares. Creo que es equiparable el estar haciendo prácticas a media jornada durante 2 años y acabar con 24 y salir con cierta experiencia profesional, con acabar con 22 y luego estar un par de años haciendo prácticas.

    Si tuviera a 2 personas para contratar, ambas con 22 años y las mismas capacidades, y una con la carrera terminada y la otra no (como sería el caso de Miguel y María), contrataría a la que ya ha terminado, es decir, a Miguel.

  3. A mi forma de analizarlo, creo que son los dos extremos que siempre han existido en el campo laboral, te platicare un poco mas hacia atras para los que todavia estan por egresar, sucede esto porque no se sabe que universidad es la mas apropiada,no la analizas que sea afin a tu vision particular, es decir siempre te cuidas cual es el presupuesto que ocupas para “x” universidad, el estado, el programa de estudios lo vez desde el punto de vista academico-teorico, nunca lo vez por la misma inexperiencia de la prepa,con mala orientacion vocacional,deberias checar si esa universidad te preparara para ser empresario o empleado, aclarandote esto si checas los programas vas a encontrar materias adecuadas para esos fines, tu solo conocete si eres tal o cual personaje,esto es mucho de labor personal y de conocerte si eres arrojado y de desiciones propias o eres de los que obedecen ordenes y eres estable, se dice mucho que si eres extrovertido seras emprendedor, de lo contrario seras un buen profesionista que emplearan,de hecho hay chicos que tienen miedo aparecer en la nomina les asusta, por eso estudian eso es muy bueno pero recomiendo a esos estudiosos se queden en las universidades a enseñar y lleguen hasta el doctorado, pero se integren simultaneamente a la misma nomina para la docencia en niveles inferiores, es decir de doctorado daras clase a licenciaturas, de licenciatura a bachilleres, esto para Miguel, para Maria recomiendo mejor buscar ser becario en una plaza donde crea que sea su linea o talento natural que junto con su carreara se abrira camino mas rapido en esa misma empresa previamente seleccionada, adecuada a sus conocimientos y dejar que fluya dicho talento natural. pero recomiendo mas trabajar hasta gratis en corto tiempo en una empresa que analizes sea de tu linea de conocimientos de tu carrera, en donde te sientas como pez en el agua, y despues de un tiempo determinado para ti, entonces pide tu contratacion, ningun empresario se negara a esta fabulosa oferta laboral, aprendes poco a poco sin la presion inicial del primer empleo, y asi podras trabajar de gratis en donde a ti te llame la atencion todos los factores de distancia, de categoria, de checar los salarios, horarios, la estructura de los recursoa humanos afables y profesionales, porque te puedes topar con “non gratas personas” si es asi bye…..porque son celosas y no te dejaran caminar normalmente, es mejor sufriras menos y sigue tu busqueda, habra siempre algo mejor para ti.
    suerte y adelante abre tus puertas y ofrece tus talentos , tu inteligencia emocional y tambien lo academico.

  4. José María Lirón de Robles Pérez

    La pregunta correcta no es a quien, sino para qué. Aprender a utilizar un fax es, entre otras cosas, sencillo; entender una organización requiere un tiempo…corto, salvo organizaciones que por su complejidad ha de presumirse su desorganización; el trabajo en equipo es una práctica que hay quien la aume con facilidad y quien no llega nunca a ser capaz de ponerla en practica. En definitiva, si lo que buscas es una persona que no requiera de formación, para incorporarse a una estructura administrativa, en un puesto con escaso nivel técnico, elegiría sin duidarlo a quien ha trabajado en otras organizaciones, aunque también me cuestionaría el por qué quien antes la empeado, después de haber invertido tiempo y dinero en su formación no ha decidido contar con ella. Si lo que buscas es una persona que ha de participar en proyectos con un cierto nivel técnico, preferiría al estudiante, porque se puede presumir actualización cientifico-técnica, una notable tenacidad y un objetivo para su vida profesional.

  5. Sin duda alguna a Maria, porque empieza a saber de que va “el percal”… y además nada ni nadie le impide seguir adquiriendo conocimientos… en cuanto a Miguel será muy buen estudiante, pero el mercado pide “profesionales” y a la velocidad que van las cosas cada dia, los estudios quedan obsoletos en poco tiempo…

  6. Si pudiera decir algo a los universitarios de este país, sobre todo en carreras como ADE, es que hagan prácticas sí o sí cuanto antes.

    Qué bien leerte de nuevo y enhorabuena por el libro!!!

  7. A mi me ha venido bastante bien alternar estudios y trabajo,
    saqué mucho provecho a ambos, sobretodo cuando se trataba de incorporarse al mundo del trabajo después de los estudios o de volver a los estudios después de tener una experiencia de trabajo.
    También me sirvió bastante el hecho de haber estudiado en Italia y España antes de acabar la carrera en Inglaterra. Y entre las etapas formativas trabajé en Francia (medio año ) y Holanda (año y medio). Creo que aunque no lo tengas claro del todo, por lo menos es importante moverse y ponerse a prueba.
    En fin que si tuviese que apostar para uno de los dos casos, es probable que me decantaría por Maria.

  8. Quiero pensar que quieres dar ánimos a los que ya tenemos esos dos años de prácticas, no sólo en diferentes departamentos, sino también en diferentes empresas, porque la verdad: llevo 3 años, para 4 sin encontrar trabajo. Ya no sólo de “lo mío”, de casi cualquier cosa.

    Mientras estaba estudiando pensaba que mientras estaba haciendo prácticas era lo normal. Pero ahora ya he acabado y la cosa sigue pintando bastante mal. Así que eso de que quien tenga prácticas es más fácil que lo contraten… Me dan ganas de comprarme una bola de cristal y poner a decir chorradas en algún canal moña de esos de llamadas 800.

  9. Dependerá también del sector en el que te muevas.
    Como el ejemplo de “María”, también invertí más años en la carrera para sacar algo de experiencia en obra, pero ahora no me sirve de nada, porque el tiempo que piden de experiencia en las ofertas de trabajo es superior con creces siquiera a los años que he estado estudiando más las becas realizadas.
    Conclusión: empleé más años de los oficialmente reconocidos en la carrera para poder trabajar algo en mi sector (construcción), y ahora no me cogen por haber estado más años estudiando y porque el tiempo trabajado no llega a los años de experiencia mínimos requeridos.

  10. Christopher Dottie

    Un tema de importancia enorme – las empresas piden experiencia laboral y los profesionales deberían ser consciente de ella.

A %d blogueros les gusta esto: