¡Date coherencia!

Hay una parte importante en la búsqueda de empleo que tiene que ver sobre ti y tu historia… y cómo la cuentas.

Os pongo un ejemplo:

El entrevistador pregunta: ¿Y tú, por qué decidiste estudiar derecho?

-Bueno… en realidad, fue fruto de la casualidad, no sabía qué hacer y me “salió” eso. Y entre derecho y educación física escogí la primera, tirando una moneda al aire.

(Sigue la entrevista)…Y… ¿qué te llevó a coger este primer trabajo en este despacho de abogados laboralista?

-Bueno, en realidad, “el trabajo vino a mí”. Me lo ofrecieron a través de la bolsa de la universidad y claro, no podía decir que no… así que acepté.

-… Y, ¿el segundo puesto, por qué lo cogiste?

-Ah sí. Bueno, tenía distintas opciones, pero como me habían recomendado para el puesto, acepté, aunque, en realidad, tampoco tenía que ver demasiado con derecho.

-…

Y claro, acaba la entrevista y el entrevistador se queda con la imagen de que, realmente, no sabes lo que quieres y… de hecho, nunca lo has sabido. No hay coherencia. Ni has parado a pensar en el por qué de las cosas. Tu vida es un continuo “dejarse llevar” por las circunstancias…

Y así, tu perfil “no vende”. Y una vez más, lo importante es “hacer los deberes”. Analiza las grandes decisiones de tu vida en perspectiva, “dales coherencia”, busca el por qué tomaste esa decisión y cuenta tu vida como si hubiera sido planificada desde el principio.

A por muchos éxitos en la entrevista. Con mucha preparación y… ¡coherencia!.

Anuncios

3 comentarios sobre “¡Date coherencia!

  1. Hola Maite:

    Todo eso es muy bonito, pero os debéis de dar cuenta que muchas veces uno trabaj en lo que puede. A mí, por ejemplo, me hubiera gustado trabajar en empresas en las que hubiera tenido que desempeñar cálculos avanzados en ingeniería, porque es mi pasión, pero no es lo que uno quiere sino lo que a uno le dejan.

    A veces uno, no puede elegir.

    Un cordial saludo,

    Me gusta

  2. Es bueno !!
    Aunque algunas veces tengo la impresión de que el entrevistador tampoco sabe donde quiere llegar, y mucha coherencia en las respuestas las confunde con inflexibilidad.

    ¿Qué opinas?

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: