¡Olé por Alierta!

En los últimos días he leído con admiración los cambios organizativos que está haciendo Telefónica. De hecho, una vez más se demuestra que, aunque el negocio vaya bien, muy bien… es interesante hacer cambios y no conformarse. Siempre es bueno arriesgarse y dar nuevos retos a las personas que conforman nuestros equipos y, a la vez, adaptarse a los nuevos tiempos…

Y… relacionado con esto pienso en la situación actual de “crisis”… hacer cambios  está bien por dos motivos:

1. Para adaptar el negocio a las circunstancias e ir evolucionando. Permite tener una estructura flexible y no estanca, dar servicio a nuevos clientes y enfocarse en nuevas prioridades… en un entorno tan dinámico y constantemente cambiante pienso que los que no hacen estos cambios, ¡están “condenados” al fracaso!

2. Para dar nuevos retos a las personas clave de la organización, y evitar que se “acomoden” o se dejen llevar por la inercia de los buenos resultados. Pienso que esto es fundamental. Reconocer el talento con nuevos proyectos y entornos es uno de los mejores regalos que las empresas pueden hacer para sus directivos…! Aunque seguramente para muchos de los que han dejado sus puestos de éxito haya significado decir adiós a un entorno “conocido”, exitoso y cómodo. Les han invitado a salir de su zona de confort.

Si eres empresario, jefe de departamento… “¡sé un Alierta!”, a tu escala. Haz cambios, motiva a tu gente, dales nuevos retos y… lo más importante, ¡adapta tu negocio al nuevo entorno – aunque te vayan muy bien las cosas!. Y, además piensa en lo siguiente… un cambio organizativo es una manera “con coste cero” de motivar.

No todo es el dinero.

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el septiembre 19, 2011 en Quiero mejorar como jefe, Reconocimiento. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Mientras TELEFONICA no se divida en 2 cómo hace tiempo sucedió en U.K. con BT no hay nada que hacer, existe un MONOPOLIO DE COMUNICACIONES en ESPAÑA. TELEFONICA DEBE QUEDAR DIVIDIDA en 2: COMERCIAL Y DISTRIBUCION, y esta última DISTRIBUCIÓN DEBE COMPLEMENTARSE CON LAS INFRAESTRUCTURAS (Cableados, centrales , etc..) del resto de operadoras. Al igual que existe R.E.E. (Red Electrica de España) debe existir una compañia COMUN sin INTERESES POLITICOS o de MONOPOLIO para que exista la competencia en EUROPA. Ya es hora que desde BRUSELAS DOBLEGUEN a Mr.Alierta, y que acaben con su ESPAÑAPOLIO.

  2. Empresa con beneficios de millones de euros despide a un montón de gente, y les debemos aplaudir porque son un ejemplo de innovación, sobre todo en eso, en la gestión de personas.
    Las empresas no están sólo para ganar dinero Sr. López, tienen una importante responsabilidad social, reflejada en modelos como el EFQM, al que tanta importancia, teórica, dan. Y si no es así, que no sean tan hipócritas de decir esto en su página Web: “En definitiva, se trata de que sea tan importante conseguir los objetivos y resultados económico-financieros como la forma en la que se obtienen estos resultados”.
    Me gustaría que estas grandes empresas, por ser ellas siempre la referencia, dieran sentido a la palabra cambio, pero cambio a mejor, a favor de las personas y de un mundo mejor para todos, no sólo para sus accionistas y directivos.

  3. Buenos días, creo que en ningún momento se ha hablado de cambio por el cambio, sino el cambio como mejora contínua, ya que como se ha dicho TODO es susceptible de mejora y más hoy en día en el que todo cambia constantemente y es imprescindible adaptarse para “sobrevivir”…
    Lo que Maite comenta es que es bueno que en empresas en las que aún con la crisis siguen habiando resultados económicos positivos, se sigan planteando la mejora contínua, el cambio, y no se acomoden simplemente por obtener resultasdos positivos. O lo que creo que es lo mismo, que son conscientes de que sus resultados son positivos porque en su día, cuando todo era bonanza, invirtieron en mejora contínua.
    Por otro lado, el cambio siempre es motivador, pero cuando las personas son conscientes de qué se cambia y por qué, es decir, cuando entienden el cambio y los objetivos que se persiguen con él. La base de que un cambio sea motivador es que la persona afectada por él se implique en él, y para ello la clave es la INFORMACIÓN, la comunicación interna. Es habitual que en empresas se informe de que se van a llevar X cambios, pero no el motivo ni el objetivo de tal cambio, por lo que las personas implicadas se quedan como que es “cambio por el cambio”, no las motiva, sino peor aún, se sienten frágiles ante un nuevo cambio, o lo que es lo mismo, algo nuevo y desconocido que trastoca su rutina.
    En fin, que cuando algo afecta a alguien es importante hacerle partícipe de él. Ese es mi granito de arena a esta conversación. Saludos!

  4. Adaptarse a los tiempos y circunstancias es una virtud, cambiar todo aquello que no funciona y es susceptible de mejora también, que no todo es dinero ¿ pregúntaselo a Alierta y a los 6500?.
    De lo que no tengo ninguna evidencia es de que el cambio por el cambio sea motivador e incentivador, de hecho cada 4 años cambiamos de mandatarios sin cambiar nada significativo en nuestra política como país, ¿o no?.

  5. Ambas opiniones son respetables, aunque, no podemos ver el prisma desde solo un lado. Es cierto, que empresas de este volumen, pueden hacer políticas “más sociales” o políticamente correctas…sin olvidar que las empresas están para ganar dinero y no para dar trabajo.
    Aquí no se discute si telefónica es mejor o peor empresa desde un punto de vista social, solo si políticas de cambio interno benefician o perjudican a las estructuras de la empresas. Cuan importante es sentirse siempre con el pincho sobre la silla para nunca acabar de acomodarse. Pensad en cuanto “caiman”, (intiendase por caiman aquellos individuos con 10 o más años de antigüedad en la empresa que vienen a fichar a su hora y a pasar 8 horas mientras ocupan el puesto de becarios que pasan desapercibidos por estar haciendo fotocopias). Veís, este es otro lado del prisma.
    Saludos

  6. No creo que despedir a 6500 personas cuando aún hay beneficios y al mismo tiempo incentivos millonarios a sus ejecutivos no es la mejor forma de llevar una empresa.

    Por otro lado Movistar (antes teléfonica) empezó en una carrera con una gran ventaja respecto al resto sus competidores, los abonados de la antigua CTNE, y lo único que está haciendo es mantener el tipo.

  7. En mi opinión, un presidente que despide a 6.500 personas, es que no sabe o no ha sabido reconocer el talento y reciclar a esas personas, se ha ido a lo fácil. No creo que el Sr. Alierta sea un modelo de nada. Telefónica está perdiendo mas clientes que nunca, y aún ejerce técnicas propias de un monopolio.

A %d blogueros les gusta esto: