¡Vende y véndete!

Una de las claves pienso a la hora de buscar trabajo (y con esto empiezo el libro “Buscar Trabajo para Dummies) es el tema de la pasión y el de conocerte a ti mismo…

Hace apenas unos días, estaba en una charla con “jóvenes promesas”. Al hablar de las opciones de carrera profesional, hablaba que, para hacerse emprendedor pienso que lo más importante, y la habilidad principal, es “saber vender”. Porque… si no sabes vender, no hay clientes y… si no hay clientes, no hay negocio! Además, “venderse” es fundamental a la hora de buscar trabajo… al final, como siempre digo, el proceso de selección es una “venta”…

Y, en éstas, un chico comparte con el grupo su reflexión… “es que… precisamente por eso lo he descartado”. “Me encantaría, pero… yo no sé vender”.

“Aaahhh”, le respondo. “Vamos a ver… haremos un pequeño ejercicio”.

“Piensa en algo que te hayas comprado recientemente de lo que te sientas orgulloso, algo que te encante y que quieras compartir”.

“Un Ipad2”.

Le digo… “¿por qué te gusta? ¿lo recomendarías a alguien? – ¿¿hay alguien en el grupo que no tenga ipad2 y que no quiera comprarse uno??”.

Y entonces, el chico del ipad habla de las virtudes y del por qué la chica debería comprarse uno.

Con qué pasión hablaba… qué convencimiento. Impresionante.

Cuando acabó, pedí feedback al resto del grupo y le dijeron que era un “excelente comercial”…

Para vender, hace falta convencer.

Para venderte, hace falta que estés convencido.

¡Convéncete!

 

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el octubre 25, 2011 en Estoy en el paro, busco trabajo, Estoy en un proceso de selección, Quiero entrar en el mercado laboral y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Quiero compartir una experiencia, si bien no es relacionado con una entrevista laboral. Creo que servirá, como mensaje de confianza en sí mismo.
    Hace poco, comencé a hablar en la radio sobre PNL y otros temas similares, en un espacio radial de una hora en la mañana, una vez por semana. Luego, me pidieron que les grabara unos mensajes, “jingles”, de la radio. Después, fue una publicidad para un restaurante famoso de la ciudad, etc.
    No había pasado más de dos semanas, cuando me solicitan que apoye a la Teletón en el pueblo. Asentí, obviamente. Una causa justa en pos de niños que se ven enormemente beneficiados. Nunca había animado antes. Así que me hice asesorar por una persona con estudios en comunicaciones y me indicó qué debía y qué no arriba de un escenario. Cuál era mi objetivo y cómo conseguir ‘conectarme’ con la gente. Minutos antes de subir al escenario mi “colega” radial y otras personas me preguntaban si estaba nervioso. A lo que respondí que NO. Y era verdad, no sentía temor, no me tiritaban las piernas, ni nada por el estilo. Me tocó el turno de salir al escenario, animé al público, participaron conmigo, jugué con ellos….en definitiva me divertí y ellos se integraron más al show.
    Porqué debería alguien sentir miedo? Temor? a qué? Si las personas esperan que tú les des confianza, los integres. Cuando haces las cosas con seguridad y lo traspasas, la gente lo percibe, lo siente y se ‘conecta’ contigo (empatiza). Hasta el Alcalde del pueblo, salió a mi encuentro para felicitarme. OJO, cero experiencia en estas artes.😉
    Espero que a más de alguien le sirva.

  2. Javier

    Me encantó tu experiencia. Muy bien, la forma en que reaccionaste. No todos tienen esa confianza que tú demostraste frente a una condición de tensión y que te estás evaluando más que el tú intentar vender un producto.
    Esa actitud tuya, de enfrentar la situación casi sin titubear, sintiendo quizás que podías hacerlo, y ello acompañado de una gran confianza o seguridad en tí mismo.

    Experiencia que muchas personas no realizan, todo por temor a la verguenza, inseguridad en sí mismo, etc.

  3. Buen post. Si me permites, te contaré algo:
    Hace algunos años, antes de que aprendiera a venderme (o más bien que descubriera que sabía hacerlo), realicé una entrevista de trabajo. Me preguntó sobre mi cv, mis estudios, anteriores trabajos… lo típico.
    El Dtor. Comercial, que era quien me estaba entrevistando, me dijo que le ofreciera algo, que le vendiera cualquier cosa, para probarme… Uf. ¿qué le vendo, pensé? Total, qué más da, reflexioné. No tenía muchas esperanzas en que me “comprase” nada, pero probé.
    Agarré un libro que el buen señor tenía sobre la mesa; el título me orientó sobre su contenido. Se lo ofrecí, le hablé del escritor, incluso leí algún párrafo al azar… Poco a poco me fui animando. Respondía a sus preguntas como si yo mismo hubiera escrito aquel libro. Genial! La compra estaba hecha. ¿Cuánto cuesta? Me pregunto. Miré la contraportada y vi el precio. Se lo dije, y le hablé de los típicos descuentos.
    Sonrió y me dijo: “Me has convencido, me lo quedo”. ¿Eso significaba que la empresa también se quedaba conmigo?
    Antes de que volviese a hablar le hice una nueva oferta: ´”El libro pertenece a una trilogía. Si compra la 2ª parte le regalo el último volúmen”. Volvió a sonreir, y yo dije para mis adentros “por si acaso”.

  4. Buenos día Maite,
    Soy Mercè, estoy trabajando y no busco nuevo empleo de momento, pero he estado siguiendo tu web (bastante actual con los tiempos que estamos viviendo)y me parece una herramienta genial de orientación profesional;
    pero me surgen dudas al respecto.
    Para el artículo de “¡vende y véndete!”estoy bastante de acuerdo con lo que expones. Cuidar la presencia, las palabras,la sonrisa en el rostro, un gesto amable, interés por el puesto al que se opta…es clave para permanecer dentro de un proceso de selección. No obstante, pongamos el caso que ya se hace todo eso,que somos aplicados,digamos que seguimos tus recomendaciones, entonces me surgen dos dudas:
    – ante dos candidatos igual de encantadores y con similares conocimientos…¿qué haces?pienso que a parte de la simpatía que pueda mostrar una persona o el interés,no se puede obviar el tema de nervios y de querer mostrar seriedad para ser más profesional. Hay entrevistas en las que no puedes ser muy simpático si el guión del entrevistador no da pie o si el puesto no lo requiere…
    -la siguiente duda es en cuanto, ¿cómo un entrevistador sabe que no es una representación teatral y esta misma persona se pueda convertir en un vago al cabo de dos meses??
    son reflexiones con las que me he ido encontrando a lo largo de mi vida profesional.
    es más, aún mostrando interés y ganas y mejorando en cada entrevista, al final te cruzas con una realidad en la que “tener padrino” vale. Entonces ¿qué opciones tenemos los que no tenemos apellido?? al final, te vuelves una persona sin motivaciones.

    • Mercè, la verdad es que con “venderse” no me refiero tanto a ser “simpático” o amable… más bien me refiero a saber lo que tienes que ofrecer y explicarlo de forma adecuada. Es decir, conocer tus puntos fuertes y contarlos en la entrevista, con naturalidad y sin sonar pedante…
      Sobre la representación teatral: puede pasar, pero por eso se suelen hacer distintas entrevistas. Es difícil que alguien pueda “representar un papel” en una entrevista, en la siguiente, en el test psicotécnico… es decir, al final, lo que buscamos es tener una imagen lo más fidedigna de la realidad por lo que creo que no merece la pena la “interpretación teatral”…
      Sobre el padrino… siempre ayuda, por supuesto. Un padrino no es un enchufe. Es alguien que puede hablar de ti “bien” a una empresa… se trata de buscarse aliados durante la vida profesional y dedicar tiempo a ello… ¡espero que tengas algunos aliados!!!
      Gracias y ya contarás!

  5. Quería hacer una consulta, no sé si tendrá que ver con la forma de venderse… Hace tiempo participé en un proceso de selección y creo que fué bastante bien, llegué incluso a entrevistarme con el Director ejecutivo de la empresa. Pero finalmente no me seleccionaron, contrataron alguien que vivía más cerca del puesto de trabajo y me dijeron que de todas formas me tendrían en cuenta para futuras ofertas. Ahora he visto que vuelven a abrir un proceso de selección similar ¿Sería buena idea volver a contactar con ellos? ¿O así parecería demasiado pesado? El puesto me interesa bastante. Muchas gracias y enhorabuena por el blog! Se hace muy ameno!!

A %d blogueros les gusta esto: