Es que yo… ¡busco trabajo!

El otro día estuve en una conferencia donde tuve oportunidad de conversar con gente que no había visto hacía tiempo. Uno de esos eventos que sirven para ponerse al día de las novedades … y claro, salió el tema de mi libro, “Buscar trabajo para dummies” y su repercusión. Y bueno, de repente una persona querida que busca trabajo me preguntó cuál sería mi consejo número uno…

Y le dije: “lo primero, si buscas trabajo, es decir a TODO el mundo, que estás buscando trabajo… y no avergonzarte por ello”, contar qué estás buscando y un breve resumen de lo que has hecho…”. Y es cierto. Pienso que muchas veces, las oportunidades no llegan porque “nadie” sabe que las estamos buscando. Así que, precisamente, con esta persona, con quien tengo bastante confianza, hicimos un repaso de los presentes en dicha conferencia. Resulta que allí mismo estaba su primo. Yo también le conozco. Es un tipo “importante”. Conoce a mucha gente en su ciudad, se mueve bien y tiene un buen cargo… una posición que le da mucha visibilidad y acceso a muchas personas del mundo empresarial. Bueno, pues, pensando en esto le dije… “mira, lo primero que puedes hacer es ir a hablar con tu primo y decirle que buscas trabajo, seguro que te podrá ayudar!”.

Y se quedó sorprendida. Mil excusas. “No, pero si es que… mi primo en realidad no conoce nada de mi sector”, “él está en esta empresa determinada pero claro, yo busco en aquélla otra”, “es que…”es que…”….

“Bueno, le dije. Sé que no es fácil pero… ¿qué tienes que perder?. Por preguntarle si conoce a alguien o si te puede asesorar con algo que puedas hacer de forma distinta no pierdes nada y, sin embargo, tienes mucho que ganar, ¿no te parece?”.

“Ya, pero…. no sé, es que creo que no me puede ayudar y qué pensará si le pido un favor, es que queda fatal”.

“Pero si no le estás pidiendo nada… simplemente, lo que te digo, es que le comentes que estás buscando trabajo y lo que estás haciendo… igual te da alguna buena idea, ¿no?”.

“Sí, es verdad, tienes razón. Hablaré con él ahora mismo…”.

Después de un rato, les vi conversando, cuando acabó la conferencia. Son de esos primos que se ven una o dos veces al año pero que se llevan bien, se tienen confianza.

Y le pregunta el primo: “Qué bien verte por aquí! ¿Qué tal?, ¿cómo va la vida?, ¿cómo va todo?”

Y le responde: “Por suerte, todo fenomenal!”.

Tan real como la vida misma.

 

Acerca de Maite Piera

I am a certified Career Coach, writer of Job Hunting for Dummies, providing Consulting tips for Job Hunting.

Publicado el marzo 29, 2012 en Estoy en el paro, busco trabajo, Networking y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Qué suerte que estoy superando todo ese proceso!! No voy a negar que me da mucha verguenzA llegar a hablar cn alguien y enviarle mi cv pero al menos ya em atrevo, roja de verguenza, pero lo hago. Voy saliendo del encierro, yo al menos, siento que voy por buen camino.

  2. Hola Maite,

    100% de acuerdo contigo. Leía tu post y me han venido a la mente ya dos casos que son igual que los que tu describes. Como consultor en ventas esto también me sucede en mi circulo más cercano, todo el mundo va bien, obtiene los mejores márgenes, consigue los objetivos, su equipo es el más eficiente, etc… Es lo que tu dices “Hola Pedro ¿Cómo te van las cosas”, y la respuesta es ” Bien, muy bien, como todo el mundo tirando, pero muy bien, muy bien”, cuando realmente sabes que necesita ayuda. No es un problema de que no pueda pagarla (en mi caso muchos proyectos lo hago en variable y el propio crecimiento “me paga”), es un problema de decir las cosas por su nombre y enfrentarte con la realidad, con el afán de combatirla. Me pregunto cuanto tendrá que ver con todo esto la autoestima y la propia aceptación de la realidad. Como tu dices, ver para creer!!

    Felicidades por tus post, y tengo presente tu libro. Un abrazo. Francesc.

  1. Pingback: Es que yo… ¡busco trabajo! « Fernando Rodriguez Baeza

A %d blogueros les gusta esto: