Cambiando rutinas

Una de las cosas que más interesantes encuentro, y que siempre recomiendo, es la de “cambiar rutinas” (o hábitos). A veces también lo he llamado romper los “bucles negativos” en los que nos encontramos… seguro que muchos sabéis a lo que me refiero. También lo contaba en mi libro “Buscar Trabajo para Dummies”… si una determinada estrategia de buscar trabajo no funciona, hay que cambiar radicalmente. Pararse. Pensar. Valorar. Y, seguramente hacer algo distinto.

Imagen

Esto es más sencillo de lo que parece. Cada día paso por una misma calle para ir a trabajar. Además, siempre utilizo la misma acera. El otro día, no sé por qué, me encontré en la acera opuesta. Me sentí un poco rara y me di cuenta de muchas cosas. Comercios que nunca había visto. Edificios modernistas que desde el otro lado habían pasado desapercibidos. Nuevas posibilidades.

Y pensaba en qué pasaría si esto se aplicara al mundo laboral. Cambiando de estrategias, los que buscan trabajo. Cambiando de máquina de café, los que toman café en el trabajo. Girando la mesa de trabajo. Cambiando la papelera de lado. Y tantas cosas!

Os animo a probarlo. ¡Seguro que descubriréis un mundo nuevo lleno de posibilidades!

Anuncios

4 comentarios sobre “Cambiando rutinas

  1. El cambio es la mejor manera de mantener el espíritu joven. De pequeño somos unos auténticos “kamicaces”, pero con el paso del tiempo acabamos anidados en costumbres fijas

    Me gusta

  2. Hola Maite, aprovechando tu post, simplemente quiero comentar una frase que me llegó hace poco y que me gustó valorar: “La rutina es un colchón de comodidad en el que uno va muriendo lentamente”.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: