Qué llevas esperando “demasiado” tiempo?

Uno de los temas que trabajo en muchas ocasiones en mis sesiones de coaching es el manejo de las “expectativas”. Es cierto que todos tenemos una ciertas expectativas. “Nos imaginamos” que las cosas pueden ir (y van a ir) de una determinada manera. De hecho, en estos casos, somos agentes “pasivos” de la situación. De hecho no hacemos nada. Seguro que te sonarán comentarios como “espero que mi jefe reconozca mi trabajo” o “espero que mi compañero se dé cuenta de lo que me está haciendo” o “espero que me den esa oportunidad”. Y, esperando esperando, no pasa nada.

Ni el jefe reconoce tu trabajo, imageni el compañero te pide perdón ni te dan una nueva oportunidad.

¿Habría alguna alternativa más activa? ¿Qué tal si le pides a tu jefe que necesitas que reconozca tu trabajo? ¿Y si le explicas a tu compañero lo que te está afectando? ¿Y si expresas tu deseo de que llegue una nueva oportunidad?

El éxito no está garantizado, por supuesto. Pero, al menos, has verbalizado y comunicado tu deseo. Es muy importante explicar tus expectativas y asegurarte que son compartidas.

Peticiones, mejor que expectativas!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: